Articulada cadena productiva

La complejidad al entrar en una condición de riesgo representada por el temor natural a lo desconocido, fue una de las principales limitantes en el inicio del programa productivo de girasol en el estado, sin embargo, hoy después de varios años de esfuerzo y dedicación se ha logrado articular una robusta y eficiente red de valor que posiciona a dicho cultivo como una valiosa alternativa de diversificación para el agricultor, dinámica estrategia en la que convergen con decisión sus diferentes eslabones o figuras de cambio como técnicos, investigadores, instituciones públicas y privadas, proveedores, comercializadores e industrializadores, quienes de la mano del productor han colocado a Zacatecas como símbolo de liderazgo productivo de la oleaginosa a nivel nacional.

Es en base a tal concepción que se estableció el interesante recorrido en campo por parcelas de girasol, dentro del inmejorable escenario que representa uno de los más importantes centros de producción de la entidad como lo es Francisco E. García (Los Rancheros), comunidad del municipio de Guadalupe, Zacatecas. Útil jornada de intercambio donde se fijaron notables planteamientos y se abordaron temas como la comparación entre híbridos, densidades de población, fechas de siembra, manejo de suelo y agua, nutrición vegetal, aspectos de trilla y poscosecha, así como estimaciones de rendimiento, información a través de la cual se trató de dimensionar el impacto social y económico que dicho esquema tiene para el productor, su entorno y todos los demás eslabones que confluyen dentro esta cadena agroalimentaria.

“Como grupo de técnicos somos el eslabón que une la demanda de la industria aceitera, con la oferta que el agricultor está generando mediante la producción primaria en campo de girasol, además de estar en una interacción constante tanto con organismos del ámbito público como privado, bajo el fin de diseñar y operar estrategias de asistencia o extensionismo que promuevan un correcto sistema de reconversión productiva, el cual disminuya la presión sobre el recurso natural, económico y humano, y a su vez maximice la competitividad del ramo”; así lo señaló el Director General de Grupo Agrocime, Juan Manuel Martínez García.

“Asimismo cabe recordar que con la siembra de 300 hectáreas hace aproximadamente 7 años, se dio origen al programa de girasol en Zacatecas, del cual somos orgullosamente pioneros, y en el que hoy gracias al apoyo de muchos, se ha incrementado dicha superficie, posicionando a la entidad como la principal productora de girasol en el país”.

Foro de encuentro en el que se contó con la presencia del secretario del campo del Gobierno del Estado, Adolfo Bonilla Gómez; Enrique Flores Mendoza presidente municipal de Guadalupe; el subsecretario de agricultura de la Secretaría del Campo, Jesús Vallejo Díaz; Ángel Muñoz Hernández, agente de FIRA en Zacatecas; el subsecretario de desarrollo rural de la Secampo, Mario Román Ortiz; entre otros funcionarios y representantes de productores como Juan Becerra Escobedo y Antonio Ortiz Becerra.

Por su parte, Fito Bonilla añadió; “cambiar los cultivos tradicionales por uno del que poco sabemos representa un gran conflicto ideológico, sin embargo, la necesidad y el deseo por encontrar opciones claras y rentables en la agricultura, ha sido superior, es por ello que hoy debemos de seguir apostándole a este tipo de estrategias que abonan al buen equilibrio mediante una adecuada rotación de cultivos, con mecanismos reales que permitan al productor estimar su nivel de riesgos, determinando su capacidad de trabajo, fijando los costos de producción, y precisando el precio comercial del producto”.

“A grandes rasgos el programa de diversificación productiva en su componente de girasol, comprende apoyos al productor en diferentes vertientes, como un porcentaje de incentivo sobre el costo de la semilla, aportación del 50% en la adquisición de sembradoras y equipos de cosecha, así como el acompañamiento técnico especializado, entre otros”.

También es justo señalar que el importante crecimiento en los principales indicadores productivos de este cultivo, han dado la pauta para que se esté prácticamente por concluir y poner en operación la planta de procesamiento de girasol en aceite virgen alto oleico; y que gracias al respaldo de instituciones como FIRA,  se desarrollen y articulen modelos de negocio en agricultura por contrato, esquemas que actualmente están beneficiando a 27 organizaciones de productores, las cuales agrupan a un total de 270 agricultores.

Con amplia demanda, potencial en superficie y capacidades tecnológicas de producción, el cultivo de girasol, es un negocio rentable.

 

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *