DICIEMBRE 2017

El 2017, año que al mirar atrás nos llena de nostalgia pero a su vez nos colma de júbilo, gracias a periodos tanto de fracaso como de logros alcanzados, valiosas experiencias que fortalecen el carácter y nos impulsan a esforzarnos con mayor creatividad e inteligencia, lo que acertadamente nos permita superar los desafíos que la modernidad cambiante impone en el choque decisivo entre las grandes limitantes que nos abruman y las capacidades que nos asisten.

Los grandes retos del entorno actual, nos enfilan, no como una alternativa sino como una necesidad apremiante, a establecer el uso eficiente de todas las herramientas a nuestro alcance, tratando con ello de abrir la ventana a mejores oportunidades, para un futuro más alentador, donde la apatía y el desánimo queden postergados e impere un clima de bienestar y progreso.

Época que propicia el espacio oportuno para reflexionar y trazar proyectos y aspiraciones, las cuales serán las nuevas generaciones quienes tendrán que protagonizarlas, generando así los importantes cambios productivos y competitivos que el sector agroalimentario requiere, respaldadas por el talento, la experiencia, la entrega y las enormes capacidades de los hombres y mujeres de campo, así como por la aptitud a la innovación y a la adaptación aportada por investigadores, técnicos y expertos, que se esfuerzan constantemente por ampliar las fronteras del conocimiento.

Esfuerzo colectivo, base para consolidar al ramo agroproductivo como el más importante dentro de la economía nacional y mundial, generador de riqueza y de bienestar social. Perspectiva desde la cual se pueda ubicar a la producción agrícola y ganadera como medio para sobrepasar los obstáculos del presente y fijar los compromisos de cara al futuro, lo que siga posicionando al campo, como una actividad estratégica de desarrollo.

Por otro lado, cabe recordar que este fin de año es tiempo de compartir, de amar, y de analizar internamente al respecto de nuestras debilidades y fortalezas, con el fin de corregir deficiencias y potenciar al máximo nuestras capacidades, buscando así un ciclo venidero de mayor éxito y beneficio para todos.

Reciba un cordial y afectuoso saludo de parte del equipo de trabajo que conforma ésta casa editorial, y un amplio agradecimiento por un año más de preferencia, deseándole pase una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo 2018, en el que sus sueños y objetivos se hagan realidad, y de los cuales esperamos seguir formando parte, reafirmando así nuestro compromiso por abonar con información de interés pero sobre todo de utilidad, al desarrollo de este importante sector productivo.

Feliz Navidad y Próspero Año 2018

El Despertar del Campo

La Nueva Visión Del Agro…

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *