Restauración forestal

La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) apoyó con 2.3 millones de pesos al ejido San Agustín y Anexos, en el municipio de Villa Hidalgo, para restaurar 100 hectáreas de terreno degradado con vocación forestal.

Para lograrlo, el área apoyada se reforestó con 12 mil 500 plantas de mezquite (Prosopis laevigata) y 50 mil de maguey (Agave salmiana), a 25 mil de estas plantas se les colocó una malla de protección, como una nueva medida para proteger la reforestación de la fauna silvestre.

A largo plazo se pretende que los ejidatarios puedan aprovechar la planta de maguey para la elaboración de jarabe o miel, a fin de comercializarla y obtener un ingreso extra que apoye su economía.

Previo a la reforestación se protegió y se preparó el terreno con obras de conservación de suelo que consistieron en 7.1 kilómetros de cercado con postes de fierro y 7.1 kilómetros de construcción de brechas cortafuego para prevenir la ocurrencia de incendios forestales que afecten la reforestación.

Para favorecer la captación de agua, en 22 kilómetros se cavaron zanjas bordo y trinchera, así como 36 kilómetros de bordos con bulldozer para la retención de humedad. El proyecto benefició a 80 ejidatarios, quienes realizaron los trabajos.

“Se apoyó al ejido para restaurar su terreno forestal y funcionó también como un empleo temporal, ya que la obras del proyecto fueron realizadas por los mismos ejidatarios y con el pago de los jornales correspondientes apoyamos también la economía local”, destacó Luis Gerardo Reyes Rodríguez, gerente estatal de la CONAFOR.

Los recursos provienen del Programa de Compensación Ambiental por Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales, cuyo objetivo es realizar acciones de restauración de suelos, reforestación y mantenimiento de ecosistemas forestales deteriorados para rehabilitarlos y que sigan proporcionando servicios ambientales.

 

 

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *