Manejo regenerativo de ranchos

Sistema pecuario que consiste básicamente en una serie de prácticas cuyas aplicaciones aumentan la fertilidad y revierten la desertificación de los suelos. La herramienta principal del manejo regenerativo de ranchos es el ganado, el cual se utiliza en altas densidades en espacios pequeños, provocando así un pastoreo no selectivo donde el ganado deja un corte a ras del suelo de los pastos; posteriormente a estos pastos se les aplican periodos largos de descanso y recuperación, favoreciendo su restablecimiento y vigor.

En base a dicho concepto, se tuvo a bien la realización del primer foro sobre el manejo regenerativo de ranchos en el Estado de Zacatecas, teniendo como sedes diferentes unidades de producción pecuaria de la entidad, entre ellas el Rancho El Magueyito enfocado en la reproducción y crianza de ganado, liderado por el Sr. Jesse (Jesús Manuel) Colón, ganadero innovador quien comienza a integrar tal metodología de manejo. Fértil jornada en campo coordinada por la Subsecretaría para la Conservación de Suelo y Agua de la Secretaría del Campo del Gobierno del Estado, a la cual se dieron cita un importante grupo de ganaderos, técnicos, académicos, estudiantes e investigadores, quienes constataron de forma presencial tanto en la teoría como en la práctica directa en el terreno, los principios y ventajas del manejo regenerativo, esto gracias al talento y amable intercambio de conocimientos y experiencias vertidas por el Ing. Servando Díaz Gómez, reconocido asesor técnico acreditado por la Asociación Civil de Manejo Regenerativo de Ranchos y ganadero en el semidesierto del Estado de Chihuahua, quien entre otras cosas resaltó los 10 puntos clave para lograr la máxima sustentabilidad por hectárea, destacando entre ellos el pastoreo intensivo no selectivo con periodos largos de descanso, implementación correcta de cercos eléctricos, abastecimiento eficiente de agua, cuidado del suelo evitando el uso de químicos y venenos tóxicos para todos los organismos benéficos del ecosistema, suplementación efectiva mínima correcta para favorecer la condición corporal del ganado para una buena fertilidad y productividad, la importancia de razas genéticamente adaptadas al medio ambiente y al sistema de pastoreo no selectivo, entre otras bases.

“Del suelo y de la producción de zacate o de forraje es de donde finalmente sale el dinero de un rancho ganadero, y es el componente que da la capacidad de carga del terreno, por ello la importancia de cuidar y regenerar nuestros suelos, tal y como se propone con el sistema de manejo regenerativo, interesante técnica de pastoreo que nos ha enseñado el Ing. Johann Zietsman, originario de Zimbabue, África”; así lo compartió el Ing. Servando Díaz, asesor y ganadero.

“Básicamente la técnica de manejo regenerativo de ranchos consiste en que yo como ganadero, mi rancho lo divido por la mitad, y en una, pastoreo todo el año el ganado y, la otra mitad la dejo descansar, el primer año le invierto en infraestructura para hacer diversos potreros en franjas, normalmente es recomendable que queden de 200 metros de ancho por hasta 1,250 metros de largo. Ahí normalmente se hace un pastoreo a 500 vacas por hectárea, lo que causa un alto impacto animal al terreno, y eso trae consigo importantes beneficios, entre ellos lo que llamamos pastoreo intensivo no selectivo, que no es otra cosa más que forzar a las vacas a que se terminen toda la cobertura vegetal y no solo las mejores especies, las mas ricas y nutritivas, como sucede en el selectivo, y no se sacan hasta que se acaban todo”.

Para incrementar la fertilidad de los suelos y con ello, la cantidad de forraje, es necesario implementar estrategias de manejo regenerativo como lo es el pastoreo intensivo no selectivo, de ultra alta densidad, con descansos largos de al menos 12 meses.

Estrategia clave para regresar la fertilidad del suelo y la rentabilidad de la ganadería.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *