Granadas Arilos

Arilos es una pequeña empresa de derivados de granada, ubicada al sur del Estado de Jalisco en los márgenes del municipio de Zapotlán el Grande, fundada por Gerardo Álvarez; pionera en la región sobre el tema empresarial de la granada, la producción, transformación y comercialización, promoviendo la investigación sobre el cultivo, las propiedades nutracéuticas y el desarrollo de nuevos productos derivados de granada.

La granada es un fruto originario del sur de Asia, Persia y Afganistán, era una fruta muy apreciada en las zonas desérticas por estar protegida de la evaporación gracias a su piel gruesa y dura, lo que permitía transportarla a grandes distancias sin que afectara a su calidad.

Gerardo nos cuenta cómo fue su primer acercamiento con el agro y el fruto de la granada; “yo soy administrador de empresas, no estudié nada de agronomía, mi padre fue profesor y directivo de agronomía en la Universidad de Guadalajara, sin embargo no estudié nada del área, pero mi gusto por el campo siempre estuvo permeable en mí, mi padre por los años noventa producía maíz y la familia en temporada vacacional o fines de semana veníamos ayudarle, cuando egrese tuve la oportunidad de laborar en diversas empresas pero comprendí que lo mío era estar al aire libre, fue cuando decidí emprender y comenzar a cosechar maíz y tener ganado, apoyado por mi padre, así fue mi inserción dentro del mundo agrícola, y de la granada yo no sabía nada, sólo sabía del ponche de granada o los chiles en nogada, hasta el 2010 que fui a una exposición donde me invitaron a participar en un proyecto de cultivos de granada”.

El granado se cultivaba en tiempos muy remotos y es considerado uno de los árboles frutales más valiosos, Gerardo nos comenta que cuando terminó la exposición sobre el proyecto de granada al cual lo invitaron a participar observó un mundo de posibilidades.

“Ahí platicaron un poco del panorama mundial del cultivo de la granada, las propiedades, los beneficios que tiene para el cuerpo humano por consumir la granada, y fue así como me enamoré, dije no manches, eso está súper chido, era algo diferente, todo mundo está en el aguacate, en los berrys y a mí siempre me ha gustado ser un poquito contreras, no me gusta hacer lo que hacen todos y yo vi una posibilidad y un área de oportunidad con la granada”.

El comienzo no fue fácil para Gerardo pensó que al ser tan popular el ponche de granada en su región, todo mundo tendría conocimientos acerca de la granada, su comportamiento, desarrollo y más, pero no fue así.

“Comenzamos con un ingeniero el proyecto a las tres semanas lo abandonó y mi padre me invitó para que yo pudiera dirigir el proyecto, era un buen apoyo el que se había autorizado a fondo perdido y yo dije pues va, le entramos, comenzamos por hacer recolección de plantas de granada de aquí de la región para diferenciar propiedades y las características de cada variedad y me asocie con un ingeniero agrónomo y buscamos a una maestra investigadora del CUSUR (Centro Universitario del Sur), para hacer todo el proceso de investigación, cabe mencionar que en México no había mucha información más que en Celaya en el INIFAP empezamos con 500 árboles de diferentes variedades, hicimos algunas mezclas y probamos con algunas variedades que se pudieran prestar para este tipo de suelo, entre viajes e investigación, es como hemos podido tener un mayor conocimiento y cuidado de estos árboles tan prodigiosos”.

En Arilos procesan su producto con máquinas que ellos mismos han adaptado para poder extraer el jugo de la granada en su máxima riqueza, en el camino del emprendedor siempre hay aprendizajes o retos que parecen insuperables sin embargo Gerardo es un claro ejemplo de que ir contra la corriente muchas veces suele ser conveniente.

“Cuando ya estaba listo para vender mi jugo, muchos poncheros de la región no quisieron mi jugo, no era conveniente para sus intereses, al principio me decepcione y pensé ahora qué hago, sin embargo, empecé a buscar otros mercados y caí en la salud, la granada tiene muchas propiedades muy buenas para el ser humano y el cuidado de su salud, así que me aventure y empezamos a generar una marca, y así nació Arilos y los derivados que producimos”.

A pesar de ser una opción poco conocida y con una superficie plantada considerable, los productos derivados de la granada como el licor, la mermelada o el jugo de granada que producen en Arilos continúan en el camino del posicionamiento como un producto atractivo y de calidad en el gusto de los consumidores locales, nacionales e incluso internacionales.

En su caminar por el mundo de la granada Gerardo instauró el Consejo Estatal de Productores y el Comité Estatal del Sistema Producto Granada del Estado de Jalisco, cabe mencionar que fue el primer Sistema Producto Granada del país.

Dentro de los retos más significativos para seguir en el mundo de la granada, Gerardo comparte que el principal reto es; “sobrevivir como productor teniendo la tentación tan grande del aguacate, ya que si tú tienes la huerta bien no le batallas quizás con el precio si porque te lo pagan muy barato, pero es un cultivo mucho más fácil, estás en una zona ideal para este fruto, o las berries, entonces hay muchas tentaciones para dejar la granada, por eso ya casi no hay productores de granada, hay de los que tienen poquitos arbolitos, así que ese ha sido un gran reto, pero sabes otro reto importante es conocer cómo manejar el cultivo, yo llevo 10 años y no he aprendido, porque cada año es una nueva lección”.

Este caminar no ha sido fácil, ha sido muchas veces pesado, cansado nos expone Gerardo; “pero a pesar de los retos ha sido satisfactorio, todos los beneficios que hemos generado y he aprendido claramente que cuando tú tienes tu producto y es un producto de calidad, no todo es el dinero, la mejor ganancia es ofrecer un producto de calidad y que te busquen por eso”.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *