Noble campo productor de carne 4ª parte

“Sin duda la alimentación es el punto principal en cualquier unidad de producción pecuaria, y en una granja porcina no es la excepción, por ello aquí manejamos diferentes fases o dietas dependiendo la etapa de crecimiento del animal, empezando así con la fase 0 que es para los recién nacidos, donde aparte de la leche de la puerca también se les da su alimento, que son pre iniciadores, donde lo que queremos es que el pequeño lechón, como todo niño, busque y llegue al cucharon de la comida y la empiece a ingerir, así a partir del séptimo día ya empezó a comer poco a poco su alimento, y a los 21 días ya traga sin problema alguno, de esta forma destetamos sabiendo que el lechón ya se puede sustentar por sí mismo sin necesidad de tener a la madre cerca”; así lo precisó Braulio Juárez Recendez, coordinador operativo de Granja Porcina Santa Elena, situada en el municipio de Río Grande, Zacatecas, unidad de producción de ciclo completo, donde se manejan las etapas de gestación, maternidad y engorda, desde el destete hasta finalización.

“La siguiente es la fase 1, y esta orientada en los animales que ya empiezan a comer, aquí pueden ingerir hasta 1.5 kilos de alimento diario, trae penicilina y vitaminas; en la fase 2 se comen 3 kilos; y ya en lo que es la fase 3 se comen 5 kilos por animal, que es prácticamente ya el inicio de la engorda, puro concentrado, aquí metemos soya, maíz, grumos de cebo de res, mineral, aquí también cabe señalar que hay diferentes tipos de etapas de mineral (inicio, desarrollo, crecimiento y finalizador), asimismo en esta dieta le ponemos amoxicilina o florfenicol para prevenir las neumonías. Además de prevenir enfermedades con la aplicación en el alimento o en el agua de ciertos medicamentos, también a través de la comida desparasitamos, casi no picamos a los animales, metemos todo el paquete junto a través de dichas vías de suministro sobre todo de forma preventiva; por lo regular medicamos en noviembre, diciembre y enero, ya en febrero empieza a calentar el clima y hay menos probabilidad de que se enfermen de neumonía, damos un tratamiento por 7 días y, dejamos que descansen y, de nueva cuenta otra vez lo metemos, cabe señalar que son bastante caros”.  

“De igual forma, manejamos el alimento de gestación, revoltura que por lo regular lleva salvado para una mayor digestibilidad por la puerca, así como soya, maíz, minerales y un poco de cebo. En términos generales nuestras dietas están formuladas a base de un 60% de maíz, un 10% de soya y solo un 2 o 3% de minerales, los cuales por lo regular incluyen vitaminas, carbonatos, algunos vienen medicados para los lechones que son los más susceptibles al frío. En la soya por lo general nos fijamos que no venga revuelta o rebajada con maíz, o que no traiga alguna otra cosa, entre más oscura más buena. Usamos el maíz amarillo, el blanco trae menos proteína, además el amarillo trae más grasa y nos ayuda mejor para las engordas”.

Por último, Braulio Juárez agregó; “en cuanto a reproducción lo común que realizamos es ordeñar el semental, y hacemos un proceso artesanal para diluir el semen, sin tanto equipo, con lo que tenemos a la mano, quitando todos los cuerpos extraños, el estiércol, checamos la viabilidad del semen y la temperatura, y se revisa que el espermatozoide este vivo. Para ordeñar el semental, se puede usar un potro de fierro, o bien, si alguna puerca está en celo también se puede utilizar”.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *